Desayunos con el mercado Forex

| 25 junio 2013

¡Nada que ver hoy por aquí, amigos!

Ayer, la Fed habló por medio de dos de los jefazos que, por una vez, lanzaron el mismo mensaje: que la Fed solo actuará si la economía muestra una mejoría apreciable. Supongo que esto bastó para detener la caída de ayer en todos los mercados y para que los inversores tengan un rayito de esperanza que les permita soñar que todo anda bien. En otras palabras, la Fed seguirá manteniendo políticas acomodaticias todo el tiempo que sea necesario.

También escuchamos declaraciones del Banco Popular de China, que dijo que el último aumento en los intereses de préstamo fue controlable y que hay liquidez de sobra en el sistema. Asimismo, han dicho que el banco central del gigante asiático mantendrá los intereses a un nivel aceptable y que la situación actual es temporal.

Les creo. En una economía controlada como la de China, casi todo se calcula con antelación. Claro que de vez en cuanto aparecen consecuencias inesperadas derivadas de acciones ya tomadas, pero estos errores de cálculo suelen ser fáciles de corregir. Así que, de hecho, esta historia ha sido mucho ruido y pocas nueces, y parece que la historia trata más bien de cortos del mercado que buscan a quién echarle la culpa del humo que se ha visto todos estos días. Pero lo cierto es que China, lo mismo que las economías de otros países del mundo, está frenando.

Aparte de esto, poca cosa hay que decir de la sesión asiática y de lo que llevamos de europea. En el BCE y en el Banco de Inglaterra han comentado que quizá quieren recuperar algunas políticas, que el BCE se mantiene en guardia y que el Banco de Inglaterra podría explorar la posibilidad de establecer tipos de interés negativos. Vale, gracias, chicos…

De lo que sí podemos hablar antes de que se hagan públicos los datos económicos de EE UU de esta mañana es que tanto en las bolsas como en las materias primas vemos un poco más de apetito de riesgo y que las divisas se operan en rangos bastante amplios. Seguramente, dichos rangos se estrecharán cuando el mercado empiece a calmarse un poco después de tanta cháchara sobre reducción del QE y empiece a disminuir la volatilidad.

Eso sí, esta mañana, el JPY se ha apreciado un poco, ya que parece ser que no les ha llegado ese memorándum que explica que necesitan poner presión sobre el yen para depreciar la divisa, como el resto de mortales. ¡Otra vez será!

Pues nos vamos ahora a los mercados estadounidenses, donde esperamos los datos de pedidos de bienes duraderos, de ventas de viviendas de primera mano y de confianza del consumidor. Se espera que los bienes duraderos suban un 3% después de la subida del mes pasado, que se situó en un 3,3%, mientras que de  las ventas de nuevas viviendas se espera una ganancia del 1,3% después del amento del mes pasado del 2,3% (460.000 viviendas vendidas). Las cifras de confianza del consumidor se espera que se coloquen ligeramente por debajo, en el 75,5.

Lo que es más importante, ¿qué significa todo esto? Pues dentro del gran esquema del universo no mucho, pero me da la sensación de que el mercado está a punto a volver a la clásica canción de “lo bueno es malo, lo malo es bueno” que tanto escuchamos el mes pasado. Si los datos continúan mejorando, es probable que la economía esté realmente recuperándose lo bastante como para que la Fed pueda empezar a reducir la flexibilización cuantitativa. Si la cifra es peor, no será así.

Sin embargo, estos datos económicos, en especial los bienes duraderos, pueden producir un poco de volatilidad, ya que es fácil que se produzcan acciones dentro de acciones. Estos días, el mercado se agarra a todo lo que hay estos días y en gran medida ya se ha producido una revalorización de valores en un ambiente de aumento de los tipos de interés. No olvidemos que la amenaza de una subida de los tipos lo que hace es animar la actividad económica a corto plazo –comprar mientras el dinero sigue siendo barato-, pero, ¿bastarán los efectos para disminuir el inevitable frenazo?

Yo creo que no: es como un escolar enfermo con fiebre, cuyos padres le dicen que podría quedarse en casa si tu temperatura fuera un par de grados más elevada. El pobre chaval no está bien, pero en ese momento casi desea encontrarse mucho peor para poder quedarse en cama todo el día en lugar de ir al colegio. Pues así es como parece que el mercado está actuando en este momento.

Llevamos arrastrándoos por el fondo tanto tiempo ya, que no creo que nada vaya a cambiar a corto plazo. Puede que toda esa cháchara de reducción del QE solo pretendiera impedir que la economía retrocediera aun más, dada la inminencia del verano, una estación más lenta, y que, a pesar de toda la retórica, la Fed no piensa reducir este año.

Así que, es importante tener conciencia de todo esto, pero no podemos fiarnos. Será la suma de todo la que determine si la economía está mejorando y, a menos que veamos cifras realmente espectaculares, es probable que todo continúe más o menos igual.

Así que, a tomárselo como otra oportunidad para operar y ¡a divertirse!

¡Buen día de mercado a todos! 

Category: Market Talk, Mercado

Comments are closed.